Los increíbles beneficios de las fresas para la salud incluyen un mejor rendimiento ocular, mejor función cerebral, control de la presión arterial alta, artritis, gota y diversas enfermedades cardiovasculares. El contenido polifenólico y antioxidante de las fresas las hace beneficiosas para mejorar el sistema inmunológico, prevenir varios tipos de cáncer y reducir los signos del envejecimiento prematuro ya que es por excelencia uno de los mejores antioxidantes.

¿Qué son las fresas?

Una fresa (Fragaria) también conocida como frutilla es un dulce, de rojo corazón con forma de fruta, que es muy apreciado por su delicioso sabor. Originario de muchas partes del mundo, pertenece a la familia de las rosas y tiene un aroma distintivo y fragante. Las hojas de fresa se pueden comer crudas, cocidas o incluso utilizadas para hacer té.

Las fresas crecen en arbustos y son frutas de temporada que también mejoran tu salud.

Usos de las fresas

Las fresas a menudo se comen crudas o se agregan a ensaladas de frutas y natillas. El extracto de fresa también se usa ampliamente en diversos alimentos procesados, incluyendo helados, mermeladas, jaleas, jarabes, caramelos y chocolates.

Debido a su extraordinaria riqueza aroma, sabor y color, el la escencia de la fresa se utiliza en tabletas, medicinas, proteínas, coctelería, batidos de proteína en suplementos alimenticios. La fragante fruta es rica en antioxidantes y es un sabor muy popular incluso en lociones, tratamientos faciales, pasta de dientes para niños, aceites corporales y champús.

Las fresas son nutritivas

Las fresas están repletas de vitaminas y minerales como las vitaminas C y K, ácido fólico, potasio, manganeso y magnesio . Son frutas bajas en calorías y ricas en fibra, son abundantes en antioxidantes y polifenoles. Una taza de fresas contiene solo 49 calorías, proporciona 3 g de fibra y 12 g de carbohidratos.

Beneficios de la fresa para la salud

Ahora demos un vistazo a los beneficios y propiedades para la salud más populares de las fresas en detalle.

Mejora la función del corazón

Las fresas tienen altos niveles de antioxidantes saludables para el corazón como ácido elágico y flavonoides así también de antocianina, catequina, quercetina y kaempferol. Estos fenólicos compuestos reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares mediante la inhibición de la formación de colesterol malo en la sangre. Los fenólicos compuestos también relajan los vasos sanguíneos, lo que mejora el flujo sanguíneo y previene los problemas cardiovasculares. Además, el alto contenido de fibra, la vitamina C y el folato en las fresas ayuda a tener un sistema cardiovascular sano ya que efectivamente reducen el colesterol en las arterias y los vasos sanguíneos.

Protección de la piel

Las fresas contienen ácido salicílico, alfa hidroxiácido (AHA) y ácido elágico, que reducen la hiperpigmentación, previenen el acné y eliminan las células muertas de la piel. Para una máscarilla para una piel raidenta, se sugiere triturar 4-5 fresas y mezclar con una cucharada de miel. Aplicar en la cara, dejarlo hasta que se seque y lavar con agua tibia. Los bálsamos labiales de fresa también ayudan a mantener los labios hidratados.

Anti-envejecimiento. Propiedad antioxidante

La vitamina C en las fresas aumenta la producción de colágeno, tonifica la piel y tiene un efecto antienvejecimiento . Además, un estudio demostró que su extracto es abundante en antocianinas y protege contra la radiación ultravioleta. Se puede usar máscarillas de fresa regularmente para mantener la piel fresca y limpia.

Cuidado de los ojos

Comer fresas puede prevenir condiciones oculares como resequedad en los ojos, degeneración de los nervios ópticos, degeneración macular, defectos de visión y una mayor susceptibilidad a las infecciones . Los antioxidantes en las fresas, como los flavonoides, los fitoquímicos fenólicos y el ácido elágico, pueden ayudar a evitar casi todos los problemas oculares porque protegen contra la actividad de eliminación de radicales libres.

Una condición más que las fresas pueden corregir es la alteración en la presión ocular, la presión dentro de los ojos, que puede ser dañina. También contienen potasio, que ayuda a mantener la presión correcta.

Reduce la presión arterial alta

Las fresas son ricas en potasio y magnesio y bajas en sodio. El potasio y el magnesio actúan como vasodilatadores, lo que significa que ayudan a reducir la hipertensión y la rigidez o endurecimiento de las arterias y los vasos sanguíneos. Esto facilita el flujo de sangre a varias partes del cuerpo y las mantiene funcionando de manera optima.

Previene el cáncer

La vitamina C, el folato, las antocianinas, la quercetina y el kaempferol son solo algunos de los muchos flavonoides en las fresas que actúan como excelentes antioxidantes. Juntos, forman una excelente línea de defensa para combatir diferentes tipos de cáncer y el crecimiento tumoral. La ingesta diaria de fresas está conectada a una reducción drástica en la presencia y metástasis de células cancerosas. Un estudio mostró que el polvo de fresa liofilizado mostró resultados para prevenir el cáncer de esófago.

Aumenta la inmunidad

La vitamina C presente en la fresa aumenta el sistema inmunitario y ayuda a curar la tos y el resfriado común. Tan sólo una porción individual tiene aproximadamente el 150% de tu requerimiento diario de vitamina C que nuestro organismo requiere.

Trata la artritis y la gota

Las fresas son abundantes en antioxidantes y desintoxicantes, que ayudan a reducir la artritis y el dolor de gota. También ayudan a prevenir síntomas artríticos como la degeneración de músculos y tejidos, el secado de los fluidos lubricantes en las articulaciones y la acumulación de sustancias tóxicas y ácidos (como el ácido úrico) en el cuerpo.

Mejora la función cerebral

Las fresas son ricas en yodo, así como en vitamina C y fitoquímicos, que ayudan a mantener el funcionamiento adecuado del sistema nervioso. El potasio, en las fresas, también se ha relacionado con una función cognitiva mejorada mediante el aumento del flujo sanguíneo al cerebro. Además, una investigación en mujeres mayores mostró que un mayor consumo de arándanos y fresas, ricos en antocianinas y otros flavonoides, está relacionado con una progresión más lenta del deterioro cognitivo previniendo enfermedades como el Alzheimer.

Pérdida de peso

Las fresas aumentan la producción de adiponectina y leptina, que son hormonas que queman grasa. Ayudan a reducir el apetito, disminuir la glucosa y reducir el peso corporal y la grasa, todo lo cual promueve la pérdida de peso. Además, el agua con gas de la limonada de fresa es una forma natural de aromatizar el agua pero además de aumentar la ingesta de líquidos, lo que también ayuda a perder kilos.

Previene defectos de nacimiento

El ácido fólico en las fresas es un nutriente necesario, especialmente durante el embarazo, ya que ayuda a prevenir los defectos de nacimiento. También es importante para garantizar una salud óptima durante el embarazo.

Reduce la inflamación

Las fresas reducen los niveles elevados en sangre de proteína C-reactiva (PCR), una sustancia producida por el hígado que aumenta la inflamación en el cuerpo. Un estudio realizado por la Harvard School of Public Health mostró que las mujeres que comieron más de 16 fresas en una semana son 14% menos propensos a tener niveles de proteína C reactiva elevadas.

Mejora la circulación

El poder antiinflamatorio de los antioxidantes en las fresas ayuda a reducir la formación de coágulos sanguíneos que están relacionados con el accidente cerebrovascular .

Mejora de la digestión

Debido a su alto contenido de fibra, las fresas ayudan a estimular la digestión y prevenir el estreñimiento. También previene la diverticulitis, una inflamación del tracto digestivo, que puede causar fiebre y náuseas.

Diabetes

Los estudios demuestran que comer fresas, que tienen un índice glucémico bajo, puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Además, otro estudio mostró que comer fresas mejora el control glucémico entre los diabéticos.

Salud del cabello

La rica variedad de antioxidantes, ácido elágico y vitaminas ayudan a combatir la pérdida de cabello, además de hidratar el cabello y prevenir la caspa.

Para tener un cabello brillante, puedes mezclar de 5 a 6 fresas trituradas con 1 cucharada de yogur blanco. Masajea esto en el cabello húmedo y enjuaga después de 10 a 15 minutos. Usar luego tu Shampoo como de costumbre. Esto funciona como un acondicionador de cabello 100% natural.

La salud ósea

El manganeso, las vitaminas C y K y el potasio en las fresas ayudan a mejorar la salud ósea. La vitamina K y el potasio ayudan a aumentar la densidad ósea al retener el calcio en el cuerpo. Evitando problemasd e osteoporósis.

Blanqueador de dientes

Las fresas contienen ácido málico, un agente blanqueador de dientes natural .

Mezcla la fruta triturada con bicarbonato de sodio hasta que se mezcle y colócala sobre en tus dientes. Déjelo actuar durante 5 minutos y usa un cepillo frotando ligermanete de esta menra podrías blanquear los dientes de forma natural. La goma de mascar sin azúcar de fresa es una opción.

Trata los ojos hinchados

Las fresas ayudan a reducir la apariencia de los ojos hinchados.

Para una solución rápida, coloca rodajas de fresa en los párpados y relájate durante diez minutos. Depués de esto, sentirás la enorme diferencia.

Infografía de los beneficios y propiedades de las fresas

Infografia Beneficios y Propiedades de las Fresas

Infografía Beneficios y Propiedades de las Fresas

 

Suscríbete al Boletín de Infografías de Salud

¡Recibe LAS MEJORES INFOGRAFÍAS, consejos salud y más!

¿Cómo seleccionar y almacenar las fresas?

No hay nada mejor que las fresas frescas recíén cortadas del arbusto y consumirlas crudas. A continuación, te indicamos cómo elegir los mejores:

  • Seleccione fresas orgánicas cultivadas localmente, ya que son seguras para comer y tienen un sabor dulce y saludable.
  • Cuando elijas fresas, busca las que sean rojas y fragantes.
  • La variedad importada está disponible todo el año.
  • Son altamente perecederos y se deben comer en un par de días.
  • Puede refrigerarlos durante una semana o congelarlos por hasta seis meses.
  • También puede comprar fresas liofilizadas y usarlas en batidos.
  • Procura antes de consumir desinfectar correctamente.

Efectos secundarios de fresa

El consumo excesivo de fresas puede causar:

  • Diarrea y gases
  • Enfermedad del higado
  • Piel amarilla (ictericia )
  • Dolor e hinchazón (inflamación) del revestimiento del tracto respiratorio
  • Gota, artritis
  • Tensión nerviosa
  • Retención de agua (edema)
  • Enfermedades renales, cálculos renales
  • Fiebre
  • Reacciones alérgicas
  • Letargo

Así que ten cuidado de no comer más de una taza de fresas en una sesión.

Batido antioxidante de fresas

Ingredientes:

1 taza de moras
1 taza de fresas
1 taza de leche semidescremada

Preparación:

Mezclar todos los ingredientes en la licuadora hasta obtener una mezcla homogénea. Puedes agregar un poco de huelo si deseas.

Conclusión

Quizás lo más importante es que las fresas y todos los alimentos asociados que contienen fresas también son deliciosos. La próxima vez que busques algo dulce, saborea unas jugosas fresas y disfruta de los beneficios para la salud que tienen reservados para ti.

[Total:0    Promedio:0/5]