Cómo usar asprina y limón para los pies agrietados.

4.4
(240)

Hola a todos nuestros lectores, como siempre, les tenemos los mejores remedios caseros y naturales para mejorar tu salud. Y en esta ocasión les vamos a compartir un efectivo remedio para los pies agrietados y resecos.

Les vamos a compartir un remedio con aspirina para lucir unos pies suaves y libres de callosidades.

Muchos de nosotros dejamos al lado el cuidado de los pies (confieso que incluida yo, la redactora de los remedios) y les restamos importancia, sin embargo, los pies son parte de nuestro  cuerpo y por lo tanto debemos mantenerlos bonitos y saludables. Además que esta´ras de acuerdo conmigo, que tener unos pies, específicamente los talones, resecos, nos impide lucir mejor nuestras prendas de vestir.  Llega el verano y el calorsito y da «penita» ponerse unas cómodas sandalias. ¿Verdad?

Y es que además más allá de la estética, los pies desempeñan un papel importante, puesto que ellos soportan diariamente todo nuestro peso corporal, ejerciendo así una presión constante.

Sobre las aspirina (ingrediente principal del remedio para pies agrietados)

Las aspirinas son un medicamento muy conocido en todo el mundo, empleado para controlar comúnmente los dolores de cabeza la fiebre y algunas dificultades del sistema circulatorio (como para quienes padecen de presión arterial irregular), desde hace mucho tiempo ha sido uno de los analgésicos más recetados ya que está comprobado que tiene una poderosa acción antiinflamatoria y neuroprotectora, sin embargo, más allá de tener muchas bondades, las aspirinas controlan los dolores y la reducción del riesgo cardiovascular.

Pero eso no es todo sobre las aspirinas, es bueno conocer que también tiene unos usos alternativos a nivel estético, por ejemplo se utiliza para combatir el acné, las manchas y otro tipo de  impurezas en la piel y más aún, en el rostro, pero además las ha demostrado tener efectos muy positivos en el tratamiento de los hongos de los pies y esa piel gruesa que se forma en los talones y algunas veces en toda la planta del pie causando así tener los pies agrietados, ásperos y con callosidades, por la constante presión.

Lo mejor de todo, es que también disminuye la inflamación y promueve la circulación por lo que favorece el tratamiento del dolor en esta parte del cuerpo.

Y como sabemos que muchos no han probado los maravillosos beneficios de las aspirinas, para aliviar sus pies a continuación vamos a dar en detalle los pasos para hacerlo.

Cómo preparar el remedio de aspirinas para eliminar los pies agrietados y resecos.

Este remedio para los pies, es bastante económico y no les causa efectos negativos a la piel de hecho en caso de estar padeciendo hongos y mal olor en los pies y uñas, también puede ser de gran ayuda.

Ingredientes.

  • 4 aspirinas.
  • Un limón.
  • Una cucharada de agua.
  • Una piedra pómez .
  • Calcetines limpios.

Preparación

Toma las 4 aspirinas y colócalas en un mortero o cualquier cosa que te permita deshacerles, es decir pulverizarlas. En caso de no contar con un mortero, puedes usar un tenedor o un objeto pesado, coloca el polvo de las aspirinas en un vasito o recipiente limpio y reserva.

Luego, corta el limón por la mitad y extrae la totalidad de su jugo.

Mezcla el limón con el polvo de las aspirinas y agrega un poco de agua, hasta formar una pasta espesa. Procura que la mezcla quede muy aguada.

Modo de aplicación

Antes que nada, debes limpiar los pies de todo tipo de suciedad, si cuentas con una lija para pies, mucho mejor, ro bien para esto la piedra pómez te servirá pero procura que antes de volver a utilizar la piedra la hayas lavado. Realiza el lijado de tus pies levemente, antes de aplicar el remedio. Esto permitirá que la mezcla del remedio penetre un poco más y sea más efectiva.

Extiende el producto sobre las zonas afectadas por la dureza. Realiza un masaje leve por un par de minutos.

Para terminar, cubre tus pies con unos calcetines ajustados o una toalla.

Deja actuar el remedio, durante 20 o 30 minutos y enjuaga con agua tibia.

A continuación toma la piedra pómez y frota con cuidado las zonas afectadas para facilitar la eliminación de las durezas. Seca bien los pies y revisa.

Puedes repetir,  el procedimiento dos veces a la semana.

De forma inmediata sentirás unos pies más suaves y prácticamente renovados.  😉

Espero te haya gustado este sencillo pero efectivo remedio para eliminar hongos, pies agrietados y re-sequedades. ¡Luce tus pies nuevos!

¡Califica nuestro artículo!

Lo siento, no puedes copiar este contenido!