Como hacer queso fresco en casa

2
(1)

Realmente no faltan los quesos que puedas preparar en casa, lo más probable es que ya tengas todos los ingredientes: leche, vinagre y sal, para hacer el queso fresco en casa que necesitas; aunque sea el más básico, lo que lo convierte en el truco perfecto para si te quedas sin queso y no quieres ir a la tienda.

Algunos quesos son más complicados que otros. Pueden requerir cultivos o moldes especiales, otros sin embargo son muy fáciles de hacer, por lo que siempre puedes tener queso fresco en casa.

Aprender a hacer queso fresco es un arte, y es mucho más fácil que hacer queso envejecido, ya que no tenemos que esperar tanto tiempo para probar los resultados de nuestro trabajo.

Se pueden hacer varios tipos de queso fresco en casa, pero los más comunes son, el queso mascarpone, el panner y el queso blanco llamado chèvre cuando es hecho de leche de cabra. Cada uno de estos quesos se puede hacer en casa y estaríamos ahorrando algo de dinero por libra, incluso si usamos leche de vaca común y corriente.

La receta básica para hacer cualquiera de estos tipos de quesos, es la misma. Veamos cuales son los pasos para preparar un delicioso queso fresco en casa al detalle.

Pasos para preparar queso fresco en casa

El tipo de leche a utilizar es muy importante, debiéndose evitar aquella leche que se encuentre muy pausterizada. Cuando se utiliza una leche muy pausterizada, la caseína se encuentra desnaturalizada y esto evitará que se forme la cuajada, lo cual es importante para poder hacer el queso.

Si esta a tu alcance, trata de hacer el queso fresco en casa con leche cruda, que aunque es difícil de conseguir si estas en la ciudad, le otorgara un mejor sabor al queso y obtendrás un queso fresco más delicioso.

  • Calienta la leche: La leche debe calentarse a fuego lento en una olla, Vierta un galón y revuelva constantemente para que esta no se queme.
  • Acidifica la leche: Una vez la leche hierva, bájale la llama al fuego y agrega vinagre o jugo de limón (solo media taza), esto hará que la leche se separe en cuajada y suero. El suero es casi un líquido transparente que rodea la cuajada, la cual se separa de los bordes de la olla y se va al centro.
  • Escurre la cuajada: Toma un colador y forra la rejilla con una gasa húmeda. Toma la cuajada y échala en el colador, recoge todo el suero que saldrá en el escurrido, este es el secreto para obtener un queso fresco con buena textura. Enjuaga la cuajada con agua fría.
  • Dale el toque de sal o sazón: Aquí es donde se le da el sabor al queso, agrégale el toque de sal marina fina que necesites, puedes comenzar con 2 cucharaditas. Si quieres probar nuevos sabores, puedes agregar el condimento que más te guste.
  • Secado: Una vez se encuentre sazonado el queso, envuélvelo en una gasa o cualquier tela apta para alimentos. Colócalo sobre un molde y pon algo de peso en la parte superior del queso, para que lo comprima. Déjalo reposar una o dos horas y llévalo al refrigerador.

Como hacer queso fresco casero

¡Califica nuestro artículo!