Cómo preparar la cúrcuma y sus beneficios

4.4
(267)

¿Sabías qué?… El bum de la cúrcuma se debe a diversas investigaciones médicas que han estudiando el gran potencial de la cúrcuma para la salud. Y es que, no es para menos, esta ya famosa raíz, la cúrcuma, tiene grandes propiedades, entre los que se destacan que es uno de los mejores antiinflamatorios.

Pero, ¿qué es la cúrcuma? –  Es una especia que se consigue con la raíz de la planta Curcuma longa, digamos que es un pariente muy cercano del jengibre.

Es famosa en el oriente precisamente en India ya que es un ingrediente esencial en los curries.

Pero no en un buen y excelente antiinflamatorio  y antioxidante o en una buena especia y colorante para deliciosas comidas se quedan las propiedades de la cúrcuma, ¡no! mira que diversas investigaciones médicas están estudiando su potencial para enfermedades y cada día se descubren grandes beneficios del consumo de cúrcuma, tales beneficios abarcan desde la diabetes, la depresión, enfermedades que provocan inflamación como el cáncer, o las enfermedades del corazón (cardiovasculares), entre otras y la seducción de todos sus beneficios hacen convencerlos cada vez más que debemos incluirla entre nuestros alimentos favoritos. Así que sigue leyendo este interesante post que hemos preparado para ti…

Cómo consumir la cúrcuma para obtener todos sus beneficios

Como haz visto la cúrcuma es considerada una especia común en la India, sin embargo no lo es tanto en la comida latina, pero esa no es una buena excusa para perderse de los beneficios que la cúrcuma puede aportarnos. Así que la  fórmula fácil para los latinos y quienes pertenecemos al occidente,  pero además segura de consumir la cúrcuma es beberla en forma de té.

Cómo preparar el té de cúrcuma

A continuación te doy la receta de cómo preparar la infusión de cúrcuma de la manera correcta, en le siguiente video, pero además verás enumerados muchos de sus beneficios para tu salud.

Receta de té de cúrcuma molida

Si la opción que tienes de obtener la cúrcuma, es molida, no hay ningún problema, aquí está la receta de cómo preparar cúrcuma molida:

  1. Poner cuatro tazas de agua a hervir.
  2. Añadir una cucharadita de cúrcuma molida y reducir a fuego lento. Vigilar durante 10 minutos.
  3. Retirar del fuego, reposar por 2 minutos.
  4. Colar el té con un tamiz (colador) fino en una taza o vaso.
  5. Si prefieres el té endulzado agregar un cucharadita de miel o estevia
  6. Una opción mas es agregar una gotas de jugo de limón.

Pero, si prefieres un sabor más intenso, puede agregar una rodaja pequeña de jengibre, con lo cual tendrías mejores beneficios.

Cuánta cúrcuma hay que tomar

La cúrcuma puedes encontrarla en diversas presentaciones, en polvo, en cápsulas, en la misma raíz, en extracto, etc..

  • la dosis de raíz cortada que se recomienda consumir es de 1.5  a 3 gramos por día.
  • raíz en polvo seca de 1 gramo a 3 por día
  • tintura de 15 a 30 gotas hasta cuatro veces por día.

Lo que bien podría ser de 2 a 3 taza como máximo por día.

Cómo secar y moler cúrcuma

Es posible que encuentres la cúrcuma en su estado natural. O incluso hay quienes la prefieren adquirir totalmente orgánica. O simplemente eres de los que prefieren hacer el proceso de secado y molida de la cúrcuma para su posterior uso, ya sea en té, en cápsulas o como condimentos, te doy el proceso a continuación:

Ingredientes y utensilios que se necesita para el proceso:

  • 200 gramos de cúrcuma fresco. Que se convertirán en aproximadamente 40-45 gramos de cúrcuma en polvo.
  • 1 par de guantes de goma.
  • Una cuchara o un cuchillo sin demasiado filo
  • Una licuadora
  • Un horno casero o un deshidratador.

La preparación es la siguiente:

  1. Primero que nada nos ponemos los guantes. Es importante que uses los guantes amigo, porque de otra manera, tus mano se teñirán que podrías tardar hasta una semana para quitar todo ese colorante de la cúrcuma.
  2. Pelar la cúrcuma lo haz de realizar rascando la cáscara con el borde de una cuchara o bien hacerlo con un cuchillo sin mucho filo. Y también tengo que advertirte que si lo haces con utensilios filosos, corres el riesgo de desperdiciar mucho producto y los gramos serán inferiores de los 40 g.
  3. Picar la cúrcuma con un cuchillo filoso en pedazos pequeños de tamaño constante y secarlos con un papel o servilleta de cocina.
  4. Luego, debes acomodar los pedacitos de cúrcuma bien sea en el deshidratador (recomiendo colocar papel de cocina debajo para que los pedacitos de cúrcuma no se caigan) pero sin un deshidratador, bien se puede con un horno y para ello necesitas una bandeja para hornear sobre una hoja de papel para hornear y ponerlas a secar en el horno. El horno debe estar a fuego lento (máximo 50°C), y es importante dejar una rendija de la puerta del horno abierta para permitir que la humedad salga y no usar más temperatura de horno si no tu cúrcuma se chamuzcará.
  5. Luego de 2 horas comprobar que los pedacitos de cúrcuma ya se secaron del todo. De lo contrario detectas que si todavía loas pedazos de cúrcuma están blandos, es porque aún contienen humedad la cual se debe buscar qe deba salir por lo tanto hay que dejar un rato más hasta que estén completamente secos.
  6. Una vez que la cúrcuma esté por fin completamente seca, pásala a una licuadora y hay que moler unos 2 ó 3 minutos hasta que se convierta en polvo.
  7. Una vez molido nuestro cúrcuma en la licuadora debes pasarlo a un recipiente hermético. Tienes tu cúrcuma en polvo listo para utilizarlo como lo prefieras.

¡Califica nuestro artículo!

1 comentario

Los comentarios están cerrados.